Patricia Sanagu

Patricia Sanagu

 

 

 

Entregada al YOGA en todas sus ramas.

Con el CORAZÓN en las nubes y RAÍCES en los pies, Patricia Sanagu es inquieta, generosa, creativa y emprendedora, lo cual la ha llevado a explorar y experimentar diferentes caminos en la expresión del YOGA contemporáneo.

Estudiante apasionada de la tradición tantrica no dual, buscadora de la Verdad, apuesta por la sencillez, el ritmo lento, lo natural y el instinto.

 

INSPIRACIONES Y FORMACIÓN

Durante mi adolescendia y juventud, algo dentro de mi se desconectó. Vengo de una familia de emprendedores de varias generaciones, parecía que mi camino natural era estudiar Administración y Dirección de empresas. Y así hice, y más tarde un master de Diseño Gráfico y Marketing Digital. Pero en mi corazón siempre quise ser escritora y estudiar periodismo, Alberto Vázquez Figueroa fue siempre mi máxima inspiración en mi adolescencia. Pero las voces internas que gritaban sobre mi naturaleza, fueron ahogadas de muchas formas diferentes. Sentía que no encajaba en el molde que me pedían y eso fue fragmentándome internamente. Fue en el año 2005, en Madrid, en ese contexto de desconexión personal y confusión sobre mi lugar en el mundo, que comencé a practicar yoga, con la suerte de que mi primer maestro fue Ramiro Calle, uno de los principales escritores orientalistas de España y referente en el mundo del yoga. Poco a poco, mis partes fueron uniendose, y empecé a escuchar mi voz interna, a darle credibilidad y a conectar con esa valentía serena que nace de la certeza del corazón. Empezaba a sentir de nuevo cuál era mi lugar en el mundo y a reconciliarme con mi naturaleza. Desde entonces he explorado y experimentado diferentes caminos del yoga clásico y contemporáneo.

En 2007 Anusara Yoga se cruza en mi camino y en 2008 comienzo a formarme con Susana Garcia Blanco. En 2010 viajo a París con una beca para realizar la formación de profesores con John Friend. Desde entonces no he parado de viajar y practicar con diferentes profesores de anusara tanto nacionales: Christine McAdle Oqendo, Susana Garcia Blanco, Gisela Vázquez, Angélica Granados, Pilar Valencia, Sandra Fernández, Lucas Benet. Como internacionales: Jayendra Hanley, Doug Keller, Ross Rayburn, Desireé Rumbagh, Benita Wolf Galvan, Martin Kirk, Marc Holzman, Tara Judelle, Sianna Sherman, Adam Ballenger, Gianni Chavez. También he practicado con otros profesores respresentantes de las últimas tendencias contemporáneas: Meghan Currie, Dylan Werner, Patrick Beach y Noah Mazé, me inspiraron especialmente.

En 2013 obtengo mi licencia como profesora de Anusara Yoga Inspired™ con Lucas Benet. Siete años después, tras pasar un exhaustivo examen de 40 horas y una revisión detallada de mi forma de enseñar con la maravillosa mentora Karina Sauro, alcanzo el estatus de profesora Certificada de Anusara Yoga. Un año después, en 2021 comienzo a preparar mi primera Inmersión de Anusara como profesora acompañada por la magnifica tutoría de Gianni Chavez.

La filosofía no dual tántrica inspira mi corazón. Esta filosofía marca mi camino y he profundizado en ella durante años con Susana García, Carlos Pomeda, Sally Kempton y Sianna Sherman. Pero es en el 2018 que me cruzo con Hareesh Wallis de la tradición Shaiva y Krama y Amyatari de la tradición Sri Vidya, y siento una profunda conexión con ambos cuando escucho sus enseñanzas y, aunque ya llevaba años estudiando filosofía, ellos hacen que cada pieza se coloque en su lugar. Así que me entrego a sus enseñanzas con devoción y compromiso.

OTRAS FORMACIONES Y EXPERIENCIAS

Siempre he sido muy inquieta y curiosa, y aunque anusara ha sido una constante en mi camino del yoga, he experimentado otras formas de entenderlo. Durante un período me sumerjo en las aplicaciones más terapéuticas del yoga y la meditación. Me adentro en el Yoga Terapéutico realizando 50 horas de Anatomy & Therapy Training con Lucas Benet y colaborando como socia profesional con la Asociación Española de Yoga Terapéutico en los años 2012 al 2016 con el número de socio SP.12.05.02. También exploro el terreno de los masajes y osteopatía. Soy practicante certificada en Masaje Tailandés Terapéutico por la Old Medicine School de Chiang Mai, Tailandia. Y realizo un master en Mindfulness con Vicente Simon en la Universidad de Valencia y de Mindfulness y Psicoterapia con el Dr. Ronald Siegel de la Universidad de Harvard.

He tenido algunas aventuras con el yoga más dinámico practicando Ashtanga estilo Mysore y completando la primera serie. También realizo una inmersión de 40 hrs en Rocket Yoga con Tiago Rocha. En el mismo período de tiempo combino estas prácticas con el juego y la experimentación personal y en grupo que propone AcroYoga. Fuí la primera embajadora oficial de AcroYoga en Andalucia y poco después viajé a México para la formación con su fundador Jason Nemer. Promoví y organicé el primer festival de AcroYoga en España, AcroYoga Sur Festival y la primera inmersión elemental en Andalucía. Actualmente no practico ni enseño AcroYoga.

Un extremo me llevó al otro. Embarazada me sumerjo en el yoga restaurativo, prácticas sutiles y el yin yoga. Al nacer mi hijo comienzo la formación de 75 hrs en Yin Yoga, Medicina China y Fascias con Helena Chacón.

He organizado varios festivales relacionados con el yoga y la vida saludable, y participado como profesora en muchos más. He formado parte de numerosas formaciones de profesores como profesora invitada. He sido parte del equipo de la Apnea Academy como profesora de yoga y pranayama. He dirigido dos salas de yoga en Estepona (2010-2015) y Fuengirola (2019 hasta el Covid) y mi propio espacio de retiros en la naturaleza Finca Aguila Azul desde 2013.

ACTUALIDAD

Pero fue el parto de mi hijo la experiencia más reveladora de toda mi vida, que dió completamente un giro a mi visión del mundo. Se cayó una venda de mis ojos. Me di cuenta de lo desconectados que estamos de nuestro instinto y de nuestra profunda naturaleza y como la sociedad nos arranca y anestesia ante algo tan sagrado como es el nacimiento y la muerte. Me preguntaba por qué el ser humano pretende controlar la naturaleza y sus procesos en lugar de abandonarnos con confianza y amor a la sabiduría del flujo de la vida y a nuestro instinto.

Conecté profundamente con un propósito: acompañar a mujeres (embarazadas y no embarazadas) y apoyarlas para que recuerden la sabiduría que reside en nuestro interior. Así que comienzo a prepararme para ello con Nuria Vives y su ciclo de Parto en Movimiento y Periné femenino, con las formaciones de la matrona Shiran Efrati especialista en optimización de posturas fetales, profundizando en la anatomía, biomecanica, fisiología y comportamiento del periné en yoga y movimiento con el método de Blandine Calais- Germain, con Débora Lugo su formación de Yoga Prenatal desde una perspectiva somática y con los cursos The Pelvis is EveryThing, de la maravillosa Judith Lasater. Estos conocimientos los unifico a mi propia experiencia en yoga y en la maternidad para crear una Formación de Yoga para la mujer, embarazo y postparto.

Pero volvamos un momento atrás. Al mismo tiempo que me iniciaba en la práctica de yoga, una maestra apareció en mi vida de casualidad, Brigham Fresno. Con un pequeño grupo de estudiantes nos enseñó de manera privada neopaganismo, mitología comparada, ciclicidad y el culto a la Diosa, a raíz de ahí me acerqué a la danza oriental y tribal. Estos elementos nunca dejaron de estar integrados en mi espiritualidad aunque no formaron parte de mi enseñanza hasta pasados muchos años, cuando todas las piezas encajaron. En 2020 encuentro a Erica Focen y me fascina. Comienzo a formarme con ella en Lunalogía, la ciencia de la Luna.

Durante esos primeros años de despertar y querer profundizar más y más, me intereso por la alimentación y, en el 2012, realicé una formación de Nutrición y Dietética Aplicada. De casualidad y por necesidad, poco después terminé en la cocina de Finca Águila Azul cocinando para los retiros que recibíamos. Y a partir de entonces algunos cursos de macrobiotica, con Rafael Jimenez, Montse Bradford y Natalia Restrepo, ésta última especializada en salud de la mujer. Me encanta cocinar, y con la macrobiótica empiezo a entender la energía de los alimentos y cómo podemos hacer alquimia en la cocina, elegiendo conscientemente lo que comemos para generar estados internos. Ya lo hacemos de manera insconsciente en realidad. Pero, y si tuvieramos el conocimiento de cómo generar relajación o emprendimiento, reforzar el centro o expandirlo a través de los método de cocción, el corte y los alimentos. En 2020 comienzo a formarme como Consultora Macrobiótica.

En 2020 durante la pandemia todo este recorrido comienza a integrarse en una visión muy clara. En este punto fue cuando todo se unió con un propósito.

Los ciclos naturales, la conexión con la tierra, el contacto con la naturaleza, el ritmo lento y sencillo se convierten en principios básicos en mi vida y en mi enseñanza. Tengo la certeza de que volver a nuestra naturaleza esencial, pasa por volver a conectar con los ciclos naturales y la sabiduría de la tierra.

Nace PRÁCTICAS DE TRANSFORMACIÓN: un camino para explorar la ciclicidad y la adaptación de la práctica de yoga y de la alimentación a los ciclos naturales. Una búsqueda de un yoga más orgánico, más femenino, más conectado con una fuente de sabiduría que está dentro de nosotros pero que proviene del ritmo natural del que formamos parte.

CUÁL ES MI PROPUESTA

He desarrollado un estilo particular a la hora de transmitir y compartir el yoga. Busco siempre crear secuencias creativas con transiciones originales, manteniendo en todo momento muy presente la filosofía y la actitud del yoga y cuidando que mis instrucciones sean claras, precisas y ligeras. Intento transmitir la esencia de las enseñanzas que he recibido de mis maestros y la importancia de la tradición para dar consistencia a la práctica y al entendimiento del yoga. Mi objetivo es mantener siempre el equilibrio entre el arte y la ciencia del yoga.

Mi enseñanza se basa en varios pilares:

  • El contacto con la naturaleza: un escenario magnífico para sentir y tomar consciencia de los ciclos, de la simpleza y perfección de lo natural. Lo mejor: que solo hay que estar ahí. Para ello Finca Águila Azul ha sido fundamental: convivencia y naturaleza salvaje son las palabras clave, el contexto. Esto nos lleva al punto dos.
  • La pachamama nos da todo lo que necesitamos, solo tenemos que pensar sencillo y mirar alrededor. Las herramientas: macrobiotica, una forma de alimentarnos de manera alineada con las energías de cada estación. Aceites esenciales: el poder de las plantas concentrado en gotas de vida.
  • La ciencia del Yoga. Las técnicas que han practicado muchos yoguis antes que nosotros, es necesario tener esto presente y sabernos un eslabón más de una cadena. Honrar las enseñanzas, honrar a cada maestro. En la ciencia de yoga también entra el conocimiento del patrón óptimo del cuerpo y los principios universales de alineamiento.
  • El arte del Yoga. Todo lo anterior nos lleva a buscar la manera de alinear la práctica con el ciclo natural de manera simple, intuitiva y sencilla. La escucha y observación de lo natural son la clave. Alinearnos con la Shakti en su forma manifestada: la naturaleza, la Gran Madre. Por esto, adaptar la práctica de yoga a los ciclos de la mujer y a sus diferentes etapas es una de mis máximas exploraciones.

Mi misión: aportar las herramientas necesarias para observar, sentir el ciclo natural y alinearnos con él, lo que viene a ser alinearnos con nuestra naturaleza esencial.

Además, mis clases suelen estar acompañada ocasionalmente por la música en directo de Javi Cruzado, compañero de vida, músico y compositor, alma creadora de Spanda Sound. Javi crea un paisaje sonoro que envuelve cada clases creando un ambiente instrospectivo y profundo que fomenta la concentración y focalización y, sin duda, llevan al practicante a un viaje muy especial. El aporta mágia a mis clases.

Gracias por leer mi historia.