Sin categoría

Luna Llena Febrero: la luna fantasma

posted by Patricia Sanagu 26 febrero, 2021 0 comments

El cielo es realmente un misterio fascinante. La naturaleza es algo maravilloso por descifrar. Cuando te paras un momento, y miras alrededor y te das cuenta de esto, es inevitable plantearse en qué diablos andamos gastando nuestro tiempo.

¿Sabías que no todos los meses de febrero tienen Luna llena?

El período entre una fase llena y la siguiente, (lo que se llama órbita sinódica) es de 29.53 días. Esto se debe a que mientras la luna va realizando su recorrido, la Tierra también se va moviendo alrededor del Sol, por lo que la luna necesita «andar» un poco más para avanzar junto a la Tierra.

Como el mes de febrero tiene 28 o 29 días, algunos años coincide que nos quedamos sin Luna llena este mes. Por eso la llamo la «luna fantasma».

Es habitual que tengamos 12 Lunas llenas al año (y 13 cada 2 o 3 años), pero curiosamente los años sin luna llena en febrero tendrán como consecuencia siempre que haya dos lunas azules, es decir, dos meses con dos lunas llenas en vez de una.

Es una curiosidad, pero no el caso. Este año tenemos una luna llena cerrando el mes de febrero y dando paso a marzo, y la próxima ocurrirá una vez pasado el equinoccio de primavera.
Marzo es el mes del equilibrio, en el que el invierno y la primavera se encuentran, en el que Shiva y Shakti danzan. El silencio y la quietud interna con el palpitar de la tierra y el cuerpo. Es el amanecer. El momento de despertar del letargo y empezar a establacer las acciones clave para manifestar.
En las últimas semanas hemos podado y depurado para emerger con fuerza y limpieza. Plenos, puros y perfectos. Es hora de empezar a caminar, ¿cuáles serán esos primeros pasos que nos pondrán en movimiento?

A mediados de mes tendremos el equinoccio de primavera. Un momento de equilibrio. Una pausa. La luz y la oscuridad, el día y la noche están en la balanza.

Equinoccio significa ‘noche igual’. Curiosamente y causalmente el equinoccio ocurre justo en cuarto creciente, otro momento de pausa. ¿Qué nos está diciendo el cielo?

El equinoccio de primavera está relacionado con el renacimiento. Marca el inicio de la temporada de crecimiento y reverdecer de la naturaleza. De allí la fiesta de la Pascua, los huevos y los conejos, símbolos de fertilidad por excelencia.

Las culturas antiguas han rastreado los equinoccios de diferentes maneras a lo largo de los milenios. Desde monumentos construidos, como pirámides, hasta grabados en piedra que actuaban como calendarios, pasando por iglesias que incorporaban el sol en su arquitectura.
En el equinoccio se cancela por un instante la dualidad, sólo para proseguir el eterno juego polar del ocultamiento y la revelación.

Aprendemos a través de los opuestos.

Es necesario sentir el miedo para reconocer el amor.
Es necesario vernos en la oscuridad para honrar la luz.
Valorar la soledad para disfrutar la compañía elegida.
Mirar adentro para proyectar afuera.

Pero, en  la unificación alquímica de los contrarios está la clave.

¿Qué sucedería si no hubiera dualidad? Si no estuviéramos divididos constantemente.
¿Has sentido alguna vez la sensación de sentirte pleno, completo, perfecto, sin dudas, en tu centro?
¿Qué es la plenitud para ti?
Si de repente te quitarán todo lo que tienes y con lo que te identificas, tanto material, como despojarte de toda estructura mental-emocional ¿puedes apenas vislumbrar cómo te sentirías?

Aunque al todo le quitemos el todo, seguirá siendo todo.
La práctica de yoga tiene este objetivo, el hacer que te experimentes completo, perfecto.
Es encontrar una puerta que nos lleva hacia el corazón para habitarnos desde ahí.
El todo emerge del todo.
El enfoque del calendario de prácticas de este mes en #SanaguYogaOnline es el equilibrio entre fuerza y flexibilidad que surge inevitablemente en cada asana, y nuestro objetivo es sentir la quietud en el movimiento y observar el movimiento en la quietud.

Nos inspiraremos en la eterna danza de Shiva y Shakti.

Si estás suscrito a la plataforma, el domingo 28 a las 9 es nuestro día de encuentro en directo a través de Zoom. ¡Cómo me gustó la última vez ver vuestras caras y charlar!
Hablaremos un poco más sobre marzo, sobre el calendario de prácticas, sobre como llevar yoga fuera de la esterilla, algunos tips de cocina energética para esta época del año, aceites esenciales y ejercicios de contemplación y meditación.
Aunque la idea principal es fluir y establecer lazos.
En breve recibirás un email con la invitación para reunirte a la reunión, si no la recibes, escríbeme.

Quiero ahora proponerte un ritual para esta Luna Llena Fantasma.
En este momento es fundamental conectar con la Conciencia, con Shiva, con ese infinito potencial que nos hace sentir parte de todo y que todo es posible. Pero al mismo tiempo, debemos conectar con Shakti, la capacidad de manifestación y creación para ir dando los pequeños pasos hacia nuestros objetivos. No suelo hablar en términos de astrología, pero la luna llena de este mes esta en Virgo, y no hay mejor oportunidad para establecer metas a corto plazo y acciones clave. ¿No te contaba al principio del email que el Universo es un misterio maravilloso? Todo está dado, no me canso de repetirlo, debemos alinearnos con el pulso natural y entregarnos a este flujo. Es el camino. Abandonarse al flujo de Gracia.

 

istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort
istanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escortsistanbul escorts
istanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escortistanbul escort