BLOG

Yin Yoga y las claves del Verano Tardío

posted by Patricia Sanagu 17 septiembre, 2020 0 comments
La energía de este época del año atrapa, hay una luz, una quietud y un no sé que muy especial. Somos muchos los amantes de esta época del año que en la filosofía taoísta y medicina china toma el nombre de verano tardío: un periodo de transición en el que la energía expansiva del verano va tomando estructura y las rutinas caóticas van dando paso a una forma más ordenada.
La tierra de Finca Águila Azul (nuestro espacio de retiros) ya está tomando colores marrones y anaranjados, las hojas secas empiezan a cubrir la tierra, el viento empieza a ser protagonista. Anoche cayó la primera lluvia. También estamos recogiendo las primeras calabazas y cebollas. Es buen momento para armonizar el sistema digestivo y tonificarlo.
El elemento tierra que corresponde a esta época del año se estimula por medio de colores amarillos, marrones y naranjas, así como el sabor dulce. Una vez más, los alimentos de temporada serán nuestros mejores aliados: zanahoria, calabaza, cebolla, peras,uvas, manzanas. En este momento empezamos a dejar los alimentos crudos para volver a introducir poco a poco alimentos cocinados y fáciles de digerir y que ayuden a reconstituirnos para que el cuerpo se prepare para el otoño.
La clave de esta época del año es nutrición, empezar a crear ese ‘fueguito del hogar’ que nos acogerá los próximos meses tanto interna como externamente.
Pero para ello es fundamental el discernimiento, otra de las palabras clave de esta transición: qué nos sienta bien y qué no, qué nos vale y qué tenemos que desechar para continuar adelante.
El elemento tierra se relaciona con el bazo/páncreas y estómago, son los órganos que digieren los alimentos y distribuyen los nutrientes adecuadamente. Ellos nos dan el sustento para lo que hacemos en el mundo. Psicológicamente nos permiten digerir y asimilar nuestras experiencias y convertirlas en ideas útiles y creaciones. El espíritu del elemento tierra nos dota de la capacidad de estar detrás de nuestras palabras y sueños con el propósito y la intención, para derramar sobre nosotros claridad de pensamiento e integridad.
Francisco Varatojo enseñaba el elemento tierra comparando el tubo digestivo con un árbol. Éste necesita hundir sus raíces en un buen subsuelo con un ecosistema equilibrado de donde extraer los nutrientes. De la misma manera, el tubo digestivo es el ecosistema que prepara los nutrientes para alimentar a nuestro organismo. Para ser fértil, un subsuelo debe tener un ecosistema fuerte, capaz de generar vida.
También podemos usar la sabiduría de la tierra a través de sus plantas y aromas. Me gusta la mezcla de aceites esenciales OnGuard de DoTerra para esta época del año con aceites esenciales de cáscara de naranja, retoño de clavo, corteza de canela, hoja de eucalipto y hoja/flor de romero que apoya el sistema inmune dándole fuerza para la entrada del otoño, el frío y los virus relacionados con la gripe y resfriados. Puedes poner unas gotas de esta mezcla en tu difusor o cualquiera de los aceites que la componen y dejar que el difusor aromatice el ambiente y nos vaya conectando con estas energías de la tierra.
Esta Luna nueva en Virgo es ideal para para ir creando nuevos hábitos y tomar su fuerza y determinación para ir dándoles consistencia. Ayer en la clase especial de Yin Yoga por la Luna Nueva estimulamos los meridianos del bazo y del estómago a través de posturas de aperturas de caderas y extensiones en posturas como supta virasana.
Observar los ciclos de la naturaleza y fluir con ellos es una de las herramientas más poderosas para conseguir equilibrio en tu interior.

You may also like