BLOG

Punto Focal, Circuitos y Gravedad

posted by Patricia Sanagu 8 julio, 2020 0 comments

El conjunto de las prácticas de la tradición tantrica buscan la experiencia directa con la realidad, el contacto con la fuente, para responder desde ahí. Puede suceder de manera espontánea en momentos de una tremenda alegría, en el asombro desorbitado, en la sorpresa inesperada, incluso en el miedo más terrible. En esos momentos la mente se queda en un punto muerto, se vuelve hacia dentro, hacia un lugar de inspiración interior. El lugar al que recurrimos para obtener respuestas: el corazón de la Conciencia. En la tradición esto se llama ‘madhya’, el centro o el medio. Se puede acceder a él también manteniéndote en el espacio entre pensamientos, o en los puntos de inflexión entre respiraciones. En la práctica de asanas según Anusara Yoga, llamamos a este lugar punto focal, es el lugar donde la energía muscular y la energía orgánica se encuentran, el espacio donde Shiva y Shakti danzan. Encontramos tres puntos focales dependiendo de la postura: el punto focal pélvico, el punto focal del corazón y el punto focal del paladar superior, cuya finalidad respectivamente, es producir expansión en la pelvis para crear libertad de movimiento con estabilidad para las caderas y la parte baja de la espalda, y expansión en la cintura escapular para crear libertad de movimiento con estabilidad para los hombros, el cuello y la parte superior de la espalda. Por lo tanto, el punto focal es el epicentro de la postura, donde obtenemos poder. Cuando una asana se realiza con la conciencia del punto focal apropiado toda la postura se siente más integrada y completa, su expresión sucede desde ese lugar de plenitud con el efecto de expandirla uniformemente en todas direcciones y literalmente brilla, es Shri. 

El objetivo principal es alinearnos conforme al eje de gravedad. Para ello, los circuitos ofrecen una forma de superar estas tendencias de colapso que produce la gravedad. Los bucles operan en el plano sagital del cuerpo, lo que significa que las acciones en la parte frontal y posterior del cuerpo se influyen entre sí para crear una extensión a través del centro.
En pocas palabras, los circuitos y su conexión con el punto focal evitan naturalmente el «bloqueo» y el colapso en las articulaciones clave del cuerpo y, por lo tanto, los protegen del estrés dañino. Junto con eso, restablecen la alineación adecuada con la gravedad y culminan en una extensión orgánica a través del núcleo energético del cuerpo. El resultado final es centrar el torso, el cuello y la cabeza en el eje de la columna vertebral.

 

 

You may also like