BLOG

Crear espacio desde la base

posted by Patricia Sanagu 8 febrero, 2020 0 comments
85026756_2893795854018073_7024780300961972224_o

Por lo general, prestamos poca atención a nuestra base, en particular a nuestros pies, quizás por estar tan alejados de nuestra mente. ¿Sabías que los pies tienen tres arcos? El más familiar es el arco interno , que abarca desde el dedo gordo hasta el talón interno; pero también hay un arco transversal que se extiende desde el montículo del dedo gordo hasta el pequeño, y un arco lateral que se extiende desde montículo del dedo pequeño del pie al talón externo. Cada ‘arco’ se rige por un conjunto particular de músculos. Pero lo más interesante y revelador es que muchos de estos músculos se originan en la parte inferior de la pierna, hasta la rodilla, así que trabajando los arcos de tus pies a través de las cuatro esquinas afectarán profundamente no sólo la alineación de los huesos de tu pie y tobillo, sino también de tu rodilla.La base de la postura refleja la intención más elevada: DEVOCIÓN Y SHRI. Se asocia a la ACTITUD: ¿De qué manera te presentas ante la esterilla? En mi propia experiencia, encuentro una relación clara entre lo que hago con mis talones internos y lo que experimento en mis muslos internos y huesos isquiones. Es lo que #anusarayoga se llama espiral interna. Es donde se genera el espacio en la pelvis. Curioso. Más curioso porque en el talón interno no hay hueso, es ‘dukha’, es espacio. Así que ese es el lugar donde colapsamos o generamos espacio. Ese espacio generado se refleja en la mente y en la actitud. Haz la prueba: sientate en Dandasana, si giras los muslos para que los dedos de los pies se junten, y bajas los talones internos hacia el suelo y separalos ligeramente (haciendo que los pies se mantengan «paralelos»), siente los bordes internos de tus huesos isquios descender hacia el suelo e incluso separarse. Si giras las piernas para que tus talones internos se mueven hacia el techo y uno hacia el otro, también tus isquios hacen lo mismo, se acercan el uno hacia el otro. La estabilidad y movilidad de la pelvis es fundamental para la integridad de toda nuestra estructura y su equilibrio influye en el balance y armonia del movimiento. Los pies, todo se genera desde ahí. 

You may also like