BLOG

Más suelo

posted by Patricia Sanagu 29 enero, 2019 0 comments

Desde que este pequeño gatea y se pone de pie me paso horas detrás suya pendiente de donde va, que toca, que tira, que abre… Trato de no intervenir, solo observar y estar presente cuando se cae o se hace daño… Al mismo tiempo estoy experimentando inspirada por él, formas de movimiento y desplazamiento para movilizar la pelvis. Siguiendo la psicología Pikler sobre movimiento libre que he estado poniendo en práctica los últimos meses con Kenzo, me doy cuenta lo importante que son las horas de suelo no sólo para los pequeños, sino también para los adultos! Basta de días enteros sentados en sillas, sillones, sofás… ¡Vamos al suelo, probemos gatear de nuevo, dar volteretas, andar en cuclillas, comer sentados en el suelo, jugar con los niños en la tierra, levantarnos, agacharnos, volver a levantamos. Dejemos a un lado el ser adultos.

You may also like