BLOG

Ahimsa, no violencia o cómo abrirse al flujo de la vida

posted by Patricia Sanagu 29 enero, 2019 0 comments

AHIMSA – No somos ajenos a la violencia del mundo, hemos crecido teniendola presente, lamentablemente más que ejemplos de amor, de tolerancia o de devoción. Hay muchas formas de violencia instaladas en nuestro día a día a veces entre tejidas sutilmente en otras formas que la enmascaran. El estrés, el control excesivo, la sobre ocupación, la autoexigencia, también son actos de violencia hacia nuestra integridad psíquica.
Actuar con violencia busca provocar un daño y creo que surje del descontento, de la envidia, de la ira, de la desconfianza hacia lo diferente y de un profundo miedo a la vida. El miedo, ese sentimiento que nos lleva a controlar, empujar, dominar. Debemos entender de dónde surgen los brotes de violencia en acto o en pensamiento y profundizar en ello antes de intentar contenerlo porque al contenerlo estaríamos causando violencia a nosotros mismos. Las sombras son siempre las que nos llevan hacia la luz. Y cuando miramos hacia nuestra sombra y la abrazamos la vida florece.
La no violencia surge de la calma, del contento, del volcar la mirada más hacia dentro y menos hacia fuera, más a ser y menos quien se supone que debes ser. Trabajar en esa dirección nos lleva hacia ahimsa.
Ahimsa nos permite abrazarnos, aceptar y celebrar sin lucha, abriéndonos al flujo de la vida.
Como practicantes de yoga, en nuestros actos cotidianos y en las posturas, tenemos como primer objetivo expandir nuestras estrechas miradas y revelar nuestra auténtica naturaleza, así que, en cualquier acción, es importante reconocer internamente el camino que nos alinea y armoniza con el proceso de aprendizaje y de vida. Y entonces, no tendría cabida la violencia, ya que estamos en nuestro flujo natural y cuando esto ocurre estamos en paz. #ahimsa
#sanaguyoga #yogainspiration

You may also like