BLOG

¿Listo para tu primera clase de Yoga?

posted by Patricia Sanagu 28 agosto, 2017 0 comments
A las puertas de septiembre y con la temperatura anunciando la llegada del Otoño las calles de Málaga siguen increíblemente ¡llenas y bellas! Pero empieza a sentirse un enfoque diferente, un deseo de volver a estructurarse y recuperar la rutina. No es raro que en esta época del año la mayor parte de mis amigos y conocidos me cuenten con una gran sonrisa que este curso sí, es el definitivo, van a empezar a practicar yoga, y preguntan interesados cuáles son los horarios de mis clases. Y me pregunto, cuántos de ellos terminarán viniendo a yoga el primer mes del año, y cuantos de ellos, seguirán practicando a mitad del año y cuando de ellos estarán agradeciendo los cambios que yoga ha traído a su vida a finales del año que viene.
Decidir que deseas empezar a hacer Yoga es el primer paso, ¡es genial! 
Pero es fácil quedar atrapado aquí, ¡no te dejes intimidar! Aquí está la información que necesitas para dar el siguiente paso y empezar a disfrutar de los placeres y beneficios del yoga.
 
1 Elije un tipo de Yoga
 
Requerirá un poco de investigación por tu parte. Muchas clases de yoga están ahí fuera, y tendrás que investigar y probar hasta encontrar una que vaya con tu personalidad y estado de forma física. Busca en internet sobre los diferentes estilos y lee sobre ellos.
2 Encuentra una Clase
 
Si has encontrado y leído sobre alguno que te llama la atención y te vibra especialmente, busca cursos de iniciación al yoga o clases en tu ciudad. Pregunta a los profesores cómo enfocan las clases y sobre todo, no dejes de ir a probar. ¡Yoga es una experiencia! al final de tu clase sabrás si es para ti o no. Y si no lo es, no desesperes, sigue buscando, hay un yoga para cada persona, encontrarás el lugar que es para ti. La búsqueda merece la pena pues es una búsqueda hacia tu salud y tu bienestar. El proceso de amor y cuidado para ti mismx ya ha comenzado y ese compromiso se verá reflejado en otros aspectos de tu vida.

3 Lo que debes llevar
El primer día con que te lleves a ti mismx es suficiente. Todos sabemos lo difícil que nos resulta a veces emprender cosas nuevas pero, recuerda que los grandes cambios siempre comienzan con un pequeño paso. Es difícil salir de la zona de confort sobre todo cuando sentimos que estamos enfrentándonos a un reto, la incertidumbre de cómo será la clase, si cantarán, si serás lo suficientemente flexible o fuerte, si te aburrirás o no, si podrás relajarte.
Tranquilx, todo lo que tengas que desarrollar y descubrir irá sucediendo durante la práctica poco a poco, clase a clase. Elije una clase de principiante y sólo, ábrete a experimentar.
Lleva ropa cómoda, transpirable y pregunta a tu profesor si es necesario que lleves esterilla, algunos centros tienen, pero otros no. Puedes llevar una toalla si el estilo que vas a probar es dinámico, asthanga o vinyasa. Y recuerda que yoga ¡se practica descalzo y sin calcetines!
4 ¿Qué esperar?
En una clase típica, los alumnos colocan sus esterillas enfrente del lugar del profesor (que identificarás por un pequeño altar, o por la esterilla colocada en algún frontal de la clase). Trata de alinear tu esterilla con la de al lado sin ponerla demasiado junta, respetando el espacio de cada practicante.
Normalmente mientras otros alumnos llegan y se espera el comienzo de una clase, a menudo los alumnos se sientan en su esterilla; unos meditan, quizás otros hacen algún estiramiento, hablan en voz suave con el de al lado, o simplemente esperan en silencio.
En la mayoría de las clases se empieza con el canto del “Om” tres veces. 
Según el profesor puede haber ejercicios de respiración, canto de algún mantra, una charla sobre algún tema de la filosofía o meditación corta al inicio de la clase. El objetivo es centrarnos, establecer la intención de la clase y abrir un paréntesis dejando atrás los recuerdos del día, enfocándonos en el AQUÍ AHORA.
Se sigue con el calentamiento, posturas energéticas, luego estiramientos más suaves y relajación final. Sientete libre de descansar en la postura del niño si lo necesitas.
A veces, depende del profesor, a la hora de la relajación irá a ajustar tu postura.
La mayoría de los profesores terminan la clase con otra ronda de oms.
5     Qué hacer y qué no hacer durante la clase.
– Déjate llevar sin expectativas.
– Confía en tu cuerpo.
– Respeta tus límites.
– No fuerces.
– Trata de centrarte en ti y no estar pendiente en otros de la sala.
– Preguntas tus dudas al profesor al finalizar la clase.
– Procura ir con el estomago vacío sin tomar nada desde una hora antes de la clase.
– Es mejor practicar descalzo.
– Respira.
– ¡Vuelve en un par de días para tu próxima clase!
En el fondo de nuestro corazón, todos deseamos un mundo en paz, ser felices y estar conectados a la fuerza universal del Amor. Aunque a veces nuestra intención inicial se vea enmascarada por nuestros propios problemas, emociones pesadas, el ego, las creencias que se crean a nivel mental, solo nosotros somos los generadores de nuestra felicidad. Somos los artistas de nuestra vida, por lo que el resultado final de esta obra de Arte sólo depende de nosotros: ¡de nadie más! Invierte en tu bienestar y Crea Belleza en tu Día a Día.
Si quieres conocer el horario de mis clases y talleres en Málaga escríbeme a patricia.sanagu@gmail.com
Foto: Nicolás Huguenin

You may also like