BLOG

Cómo Empezar a prácticar Yoga: tus 5 primeras posturas

posted by Patricia Sanagu 15 agosto, 2016 0 comments
5-posturas-yoga
¿Todo el mundo puede practicar Yoga?

Muchas veces se ven posturas imposibles de Yoga que pueden hacerte dudar de si el Yoga es para ti.
Todos los alumnos que llegan a mis clases de yoga en Málaga terminan sabiendo que una práctica avanzada de Yoga no depende de posturas avanzadas, equilibrios sobre brazos, saltos … Sino del nivel de presencia que tengas sobre la esterilla. Ese es el verdadero reto y eso es lo que semana a semana tratamos de practicar. Lo demás va llegando de manera natural, sin forzar. Y, precisamente, eso es lo hermoso, escuchar al cuerpo y descubrir cómo los límites van cediendo con paciencia y las nuevas posturas van llegando casi sin buscarlas. Esa es la magia.
En realidad, la base y los beneficios del Yoga se consiguen con posturas que son mucho más sencillas de lo que parecen cultivando sobre todo, una actitud adecuada en ellas, pues Yoga no se trata de una práctica física ni de un deporte, sino de alcanzar un estado y bienestar que va más allá de lo físico.
Siempre se dice que uno no se adapta al Yoga, el Yoga debe adaptarse a cada uno.
Practica bajo la guía de un buen profesor, e irán llegando los resultados.

  • Virabhadrasana I o Postura del Guerrero I: esta vigorosa asana fortalece la columna vertebral e incrementa la flexibilidad de las rodillas y muslos. Los brazos reciben un intenso estiramiento, disminuyendo la rigidez de hombros y espalda lo cual expande los músculos del pecho y mejora la capacidad de los pulmones facilitando la respiración profunda.
  • Virabhadrasana II o Postura del Guerrero II: es una postura muy parecida a la anterior con una variante de brazos. Igualmente fortalece y estira las piernas y los tobillos. Abre el pecho y los pulmones favoreciendo la respiración profunda y estimula los órganos abdominales siendo beneficiosa para problemas de estreñimiento.
  • Reverse Virabhadrasana: extiende y estira el lado del torso y el brazo, abre las caderas y aumenta la fuerza inferior del cuerpo al mismo tiempo que crea espacio en la parte superior y lateral.
  • Natarayasana o Postura del Bailarín: lo más importante en esta postura es que trabaja con el equilibrio, la concentración y el enfoque. Fortalece las piernas y glúteos, estira cuádriceps. Abre los costados y flexibiliza la articulación del hombro. También abre el pecho y fortelce la espalda.
  • Vrsksasana o Postura del árbol: otra postura de equilibrio que favorece el enfoque, la presencia y la concentración. Abre las caderas, los hombros y estira y crea espacio en el pecho. Fortalece la espalda y las piernas.
Como puedes observar estas primeras posturas se caracterizan por ser vigorosas y crear energía al mismo tiempo que fomentan la presencia a través del equilibrio. Fortalecen el tren inferior y abren las caderas lo cual repercute en la integridad de la espalda. También abren el pecho y los costados favoreciendo una respiración profunda. Practicarlas cada día puede traerte todos estos beneficios! Dedica 20 minutos al día para ti e irás notando los resultados.

You may also like